1 Pedro 1:14 – Como hijos obedientes… (Estudio bíblico)

Leamos lo que dice la biblia en 1 Pedro 1:14 (RVR1960):

Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia;

En nuestro artículo anterior ya hablamos acerca de la desobediencia por ignorancia, lo puedes ver en: La obediencia a Dios (Estudio bíblico). Pero en esta oportunidad vamos a estudiar más elementos de este texto, dentro del contexto de la obediencia.

1 Pedro 1:14 Nos habla de hijos obedientes

Si quieres obedecer a Dios, lo primero que debes comprender es que eres su hijo. Sin una mentalidad de hijo será muy difícil ser obediente.

Muchos ven a Dios como una caja mágica de milagros, pero no como a alguien a quién le deben honra y respeto.

Otros lo ven como padre, pero no en su faceta completa, sino como el padre que tiene el deber de sostenerme, pero cuando se trata de obediencia ¡No lo ven así!

Este texto nos recuerda que somos hijos, porque es la figura perfecta de amor y obediencia. Ciertamente Dios es nuestro Señor, pero esta figura podría malinterpretarse y verlo como el jefe de la empresa, a quien obedecemos, pero quizás no amamos apasionadamente.

No debemos conformarnos con el pecado según 1 Pedro 1:14

Te quiero compartir la versión Palabra de Dios para todos de 1 Pedro 1:14 para comprender algunas cosas:

14 Antes, ustedes no entendían y por eso seguían sus malos deseos. Pero ahora, son hijos obedientes de Dios y no deben vivir como antes

La palabra “Conforméis” de la versión RVR1960, equivale a “No seguir…” de esta última versión. En ambos sugiere un apego con el pecado que debemos cortar.

Conformar habla de algo que se parece a lo que quiero, pero no lo es, es menor, pero me conformo. Seguir los deseos de la carne, y todo lo que es pecado, puede parecer satisfactorio, pero no se compara con la verdadera satisfacción y gozo que hay en la obediencia a Dios.

Recomendado: Aviva Nuestros Corazones (Devocional, Temas, Series)

Los malos deseos regresan

Fíjate que 1 Pedro 1:14 nos dice que antes cuando vivíamos en ignorancia teníamos (pasado) malos deseos, pero nos alerta y nos dice “No vivan como antes”.

La primera vez que lo leí pensé “¿Por qué si dice que antes era que tenía el deseo, debo cuidarme hoy de ellos, si se supone que ya no están?” Pero no es así.

Pedro claramente lo que nos dice es, antes tenían malos deseos, pero por ignorantes lo seguían. Ya no son ignorantes, así que pueden tomar una buena decisión.

En otras palabras, no siempre el deseo desaparece, lo que ha cambiado es tu mentalidad, que a pesar de ser tentado debes elegir obedecer a Dios.

Qué te quiero aconsejar con esto, Dios ha tenido misericordia de nosotros y nos ha permitido saber qué es lo bueno y lo malo, ahora está en nosotros tomar una buena decisión.

Conclusiones de este estudio

Más allá del conocimiento, lo importante es lo que vas a hacer en tu vida ahora que tienes este conocimiento. Según nuestro estudio de hoy te aconsejamos que:

  • Recuperes tu identidad de Hijo, no eres cualquier persona, eres hijo de un Rey.
  • Mira a Dios como quién es, tu Padre a quién le debes obediencia, pero que te debes amar apasionadamente.
  • No te conformes con lo “bien” que se siente pecar. La obediencia tiene un mayor placer, y nada se compara con el gozo del Señor.
  • Siempre los malos deseos van a estar, pero recuerda lo que ahora conoces en Cristo, que ese conocimiento te motive a tomar una buena decisión.

¿Quieres leer más acerca de la obediencia? No dejes de leer acerca de la obediencia a Dios en ese enlace donde hay más por aprender. Y por supuesto, te animo a que puedas mirar los versículos de obediencia que hemos reunido para ti.

Deja un comentario