¿Qué es Guerra Espiritual y cómo ejecutarla?

Veamos qué es guerra espiritual y cómo ejecutarla, te compartiremos algunas verdades bíblicas acerca el tema.

La batalla espiritual es una de las prácticas más comunes del cristiano, sin embargo, es necesario conocer realmente de qué se trata, siempre a la luz de la escritura.

La biblia dice, y conoceréis la verdad, y la verdad los hará libre. Es decir, que hacer guerra sin el conocimiento adecuado, o basado en mentiras, es una forma de ser esclavo, y lo peor ¡De perder esa guerra!

¿Qué es la guerra espiritual y cómo ejecutarla?

En resumen, es una batalla entre Dios y su ejército, y satanás y sus demonios. Considerando que el ejército de Dios está conformado por sus hijos, ángeles, etc.

Y el ejército de satanás, con principados, potestades, hueste de maldad, y las influencias humanas que están en la tierra. Aunque no lo creas, muchas veces hemos sido un instrumento de ese bando.

Antes de continuar, leamos algunos textos bíblicos relacionados al tema:

2 Corintios 10:4-6

4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.

Efesios 6:12

12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

13 Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza.

Son pocos comparado a todo los que hay, pero en otras partes de esta serie los estudiaremos. Por ahora permíteme enfocarme en estos textos y parte de lo que te quiero mostrar acerca de la guerra espiritual.

¿Qué es una guerra?

Naturalmente se define una guerra como un conflicto entre 2 o más bandos.

Los motivos pueden variar, desde el odio, intereses de poder, intereses de recursos, etc. Grábate muy bien este concepto porque más adelante nos servirá.

¿Qué es guerra espiritual?

El término espiritual habla de la esencia y el campo donde se origina esta batalla, en el mundo espiritual.

Atención con esto:

No quiere decir que la guerra espiritual es solo orar, o dejar que los ángeles peleen en el mundo invisible.

Más adelante lo explicamos a fondo, pero el término espiritual habla de su origen, como todo lo que existe, pero si hay repercusión en el mundo físico, y también hay que pelear en el mundo físico.

Por ende, la respuesta a qué es guerra espiritual y cómo ejecutarla, sería que, se trata de un conflicto entre el ejército de Dios y el ejército de satanás, que comienza en la atmosfera espiritual, pero que repercute en el mundo físico.

¿Cómo hacer guerra espiritual?

Entendiendo lo básico, compartiré algunos principios que sé que te será de mucha bendición para ejecutar la guerra espiritual.

Cómo hacer guerra espiritual

Comencemos:

1.Identifica a qué bando perteneces

Es lógico, perteneces al bando de Dios. Sin embargo, es bueno repasar este principio, ya que hablamos de dos bandos, lo primero que hace un soldado es identificarse con uno de ellos.

Leamos Juan 8:39

39 Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es Abraham. Jesús les dijo: Si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais.

40 Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído de Dios; no hizo esto Abraham.

41 Vosotros hacéis las obras de vuestro padre. Entonces le dijeron: Nosotros no somos nacidos de fornicación; un padre tenemos, que es Dios.

42 Jesús entonces les dijo: Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido; pues no he venido de mí mismo, sino que él me envió.

43 ¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra.

44 Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira

He resaltado lo que creo que son 3 verdades que en este contexto identifican a los hijos de Dios, los que han decidido pelear en su bando. Son las siguientes:

  1. Hacer la obra de Dios.
  2. Amar a Jesús (cumplir su palabra).
  3. Comprender su lenguaje.

Resumamos este punto

Luego espero poder ampliar más, pero en resumen para hacer Guerra Espiritual, es necesario cumplir con los “requisitos” bíblicos para ser llamado hijo de Dios, soldados de su Ejército. Primeramente, aceptar a Cristo como tu Señor, abrazar su gracia y su perdón.

Hacer su voluntad aquí en la tierra, es decir, cumplir sus mandamientos y caminar en el propósito que nos ha preparado.

Y comprender y hablar su lenguaje. ¡Hermanos! Cuidemos nuestras palabras. Ya basta de orar echando fuera los espíritus de división en la iglesia, pero cuando hablamos en nuestro día a día utilizamos palabras ásperas que lo que genera es más división.

Es lo que decía antes, se comienza en el mundo espiritual, pero se refleja en el mundo físico, y viceversa: lo que haces en el mundo físico tiene un impacto en el mundo espiritual.

Y lo del conflicto, es solo un ejemplo de muchos. Nuestro lenguaje, obras y corazón deben ser llenos del Espíritu Santo para que pueda ser agradable a Dios.

No importa que tan bien ores, cuantos ayunes o sepas de la palabra, si no hay identidad de hijo de Dios, tiendes a ser del otro bando.

2. Comprende que hay muchos tipos de guerra

En el mundo físico hay muchos tipos de guerras:

  • Hay guerras convencionales (armadas).
  • Guerras no convencionales (biológica, mediática, etc.).

Y no es muy diferente cuando se trata el tema de qué es guerra espiritual y cómo ejecutarla. Por eso insisto, no solo se trata de orar, hay más cosas que podemos hacer, aunque ciertamente la oración es poderosa y una de las principales herramientas a nuestro favor.

Espiritualmente se pelea en oración, ayuno, pero también cuando predicamos el evangelio, cuando afirmamos a un discípulo, cuando tomamos el control de las diferentes esferas de la vida, etc.

Porque todo eso se traduce a quitar terreno a satanás. Oramos en intimidad, y accionamos en lo que Dios en intimidad nos ha encomendado ¡Una guerra completa!

Hay batallas que peleas desde tu cuarto en oración, como las guerras biológicas que no tienes que ir directamente hasta la zona. Pero hay batallas como las mediáticas, que, aunque la haces desde tu casa debes difundirla por todos los medios posibles ¡Internet puede ser un gran aliado!

También, hay batallas donde no basta con enviar la palabra en oración, sino que debes ir hasta el terreno a conquistar. ¿Cómo saber qué debo hacer entonces? En la intimidad Dios te va a dar la dirección exacta.

Pero entiende, que la guerra espiritual dentro del contexto que hablamos, abarca un campo de batalla muy amplio.

3.Comprende que la Verdad es tu principal arma

Recordemos los textos que leímos al principio 2 Corintios 10:4-6:

4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios…

El contexto de este versículo es que Pablo estaba siendo acusado, se estaban diciendo mentiras sobre él. Que, si era fuerte por cartas, pero blando en persona, que era un pecador, etc.

Es decir, estaba operando la mentira para dañar el testimonio de Pablo, y el utilizó la verdad para de cierto modo “restaurarlo”.

La verdad y las armas a las que se refiere Pablo destruyen fortalezas y derriban argumentos que puedan ser estorbos para el conocimiento de Dios, como dice el texto.

Pablo no se defendía porque hirieron su ego, dañaron su imagen, sino porque esos argumentos podían ser de estorbo para que las personas conocieran al verdadero Dios.

Esa debe ser la principal motivación de nosotros cuando nuestra integridad sea atacada con mentiras. No por quedar bien, por lo que dirán las personas, sino por el bien del cuerpo de Cristo.

Solo así podrás defenderte no partiendo del alma herida y avergonzada que solo utilizará un lenguaje peligroso, sino desde el Espíritu con sabiduría y acorde a la voluntad de Dios.

Y en la guerra espiritual satanás atacará con mentiras, y uno de sus blancos es tu testimonio. Cuídalo:

  • Manteniéndote en santidad.
  • Y aclarando cualquier argumento falso, pero desde el espíritu, con palabras de sabiduría.

La verdad en la armadura de Dios

No creo que sea casualidad que la verdad sea el principal implemento dentro de la armadura de Dios. Puedes leer el texto fe efesios que compartimos antes, lo puedes leer completo.

Incluso, aprendí que el cinto que lo representa, servía para recoger los vestidos de los guerreros, y pudieran moverse mejor, no tropezar ni caer, sino ir más rápido.

Espiritualmente es tremendo lo que nos enseña. Sin la verdad iremos más lento, tropezaremos, caeremos, simplemente no somos aptos para ir a la guerra.

Y la verdad no solo se refiere a las mentiras que se dicen de ti, sino el actuar sin mentira ni engaños. Pero principalmente, la verdad se refiere a Cristo mismo, su palabra.

La cual ya dijimos que hay que obedecer porque también es la forma de demostrar el amor a Cristo ¡Todo se relaciona!

¿Claro con lo qué es guerra espíritual y cómo ejecutarla?

Resumen y conclusiones

Hay más que decir, pero lo haremos en una segunda oportunidad. En cuánto a qué es la guerra espiritual y cómo ejecutarla, de momento podemos concluir y resumir de la siguiente manera:

  • La guerra espiritual es un conflicto entre el ejército de Dios y el de satanás.
  • Para pertenecer al ejército de Dios debemos aceptar a Cristo, y comportarnos como dice la palabra que se comportan sus hijos, siervos, etc.
  • Tenemos que atacar en las diversas esferas de la vida, porque la guerra espiritual debe ser una batalla completa. Tal vez no eres bueno cantando para influenciar en esa área, pero hay un hermano en Cristo que sí, pero de seguro hay áreas donde si Dios te ha colocado y te colocará para influenciar. Aprovecha todas las que tengas a tu alcance.
  • La verdad es nuestra principal arma. Debemos caminar en la palabra, que es Cristo, obediencia, el testimonio es importante. Tanto así que cuando satanás no puede hacer que caigas, inventa mentiras. Si te vas a defender debes hacerlo desde el espíritu y no desde la carne o el alma.

Ha sido de mucha bendición para mí escribir esto, espero que para ti también. Síguenos para que sigamos aprendiendo.

Deja un comentario