La obediencia a Dios (Estudio bíblico)

La obediencia a Dios (Estudio bíblico) – Tenemos varios consejos y reflexiones de vida, cristianos, estudios, sobre la obediencia ¡Este es otro más!

Sin embargo, tiene particularidades, razón por la que creemos que nunca debemos aburrirnos de aprender. Por el contrario, mientras más obedientes seamos, mayor agrado tendrá Dios de nosotros, y es nuestro objetivo porque le amamos.

No podemos hablar de un estudio bíblico sin citar la palabra de Dios, y aunque estudiaremos algunos versículos, te pido que con más tiempo puedas leer esta hermosa página que estamos construyendo con muchos versículos relacionados a la obediencia.

Estudio bíblico de la obediencia a Dios

Vamos a dividir este estudio en dos segmentos, en uno compartiremos un poco acerca de 1 Pedro 1:14, y en el otro hablaremos un poco de 1 Juan 5:2-3.

La desobediencia por ignorancia

La obediencia a Dios estudio bíblico – 1 Pedro 1:14. Este texto es claro cuando nos dice que no vivamos de acuerdos a nuestros malos deseos, los cuales teníamos antes, cuando éramos ignorantes.

En otras palabras, la ignorancia hace que sea más fácil pecar. No hay nada peor que una persona que cree que está haciendo el bien, cuando lo que está haciendo está mal.

Actualmente hay millones de personas odiando a otros, y creen que no está mal porque ese “otro” se lo merece. A diferencia de aquel que no es ignorante, esta persona no busca cambiar porque está convencido que no está errando.

Pero el tema hoy, no son aquellas personas, sino nosotros ¿En qué estás siendo desobediente por ignorancia? Obviamente no lo sabes, porque lo ignoras. Pero debes comenzar a ocuparte en tu obediencia, tanto que comiences a indagar en la palabra con mucha pasión, para encontrar la verdad.

Es como el que aprende a conducir, y quiere hacerlo bien, se lee las reglas de tránsito una y otra vez, no quiere ser multado. Así debemos ser nosotros, a diario estudiar la biblia, analizarnos, corregirnos para ser más obedientes.

Resumen de este primer segmento: Pecamos por ignorancia, conocer y dejar de ser ignorante es el primer paso, así que estudiemos más la palabra.

  • En el siguiente enlace estudiamos más a profundidad 1 Pedro 1:14.

La obediencia no es una carga

La obediencia a Dios estudio bíblico – 1 Juan 5:2-3. “No es una carga” es lo que básicamente nos dice este texto, los mandamientos no son una carga, porque amamos a Dios. La pregunta basada en la realidad es ¿Por qué lo siento como una carga?

En otras oportunidades ya hemos dicho que el secreto es tener intimidad con Dios y amarle tanto, hasta llegar a este punto de decir “Disfruto serle obediente”.

Pero, además, es importante saber que, una de las razones por la que muchos sentimos carga en los mandatos de Dios, es porque no seguimos sus mandatos, sino que priorizamos la orden del hombre.

Soy pastor, y tengo un pastor, lo dejo claro para que no me malinterpreten, debemos obedecerles. Sin embargo, cuando por encima de querer honrar el nombre de Dios, obedeces por quedar bien con una persona, se comienzan a generar cargas innecesarias.

Ora por agradar a Dios, no por agradar a tu pastor. Está bien que le obedezcas, debes hacerlo, pero si en este instante sientes una carga porque crees que todo lo que haces es más por obedecer o quedar bien con una persona ¡Es necesario hablar!

Acércate a tu pastor y dile cómo te sientes, seguro que recibirás un consejo que te ayudará, además de que con solo el hecho de hablar ya te quitarás una carga de los hombres.

Ciertamente debemos cuidar nuestro testimonio, pero no debes caer en el error de ser recto, solo para que las personas no hablen mal de ti.

Suelta hoy toda carga, y todo lo que hagas hazlo porque amas a Dios.

Consejos para aplicar estos estudios bíblicos de obediencia

Lo primero que te recomiendo es profundizar en cada uno de los textos:

  • Lee el capítulo completo.
  • Entiende el contexto de lo que se escribe.
  • Profundiza en los artículos donde hablamos acerca de cada texto.
  • Escucha a tu pastor acerca de dichos textos.
  • Habla con tus hermanos acerca de esos versículos.
  • Ora a Dios y pide que te enseñe.

En otras palabras, dedica tiempo e imprime pasión. Incluso comenta, pregúntanos al privado, a medida de lo posible estaremos respondiendo.

Y por supuesto, ten un corazón dispuesto a caminar en obediencia a la palabra. Tu disposición es importante, debes querer cambiar.

Errores que debes evitar al estudiar bíblicamente la obediencia

No te juzgues, la palabra no te confronta para condenarte ni castigarte, sino para provocar arrepentimiento. A todos nos pasa, nos sentimos mal porque desobedecimos a Dios, pero hay dos caminos:

  • Tener remordimiento y seguir haciendo lo mismo, sintiéndonos mal cada vez que lo hagamos de nuevo.
  • Arrepentirnos, y determinarnos ser una nueva persona, que camina en obediencia a su Dios.

Lógicamente la segunda opción es la mejor de todas. Es lo que Dios quiere para nuestra vida. No importa cuántos estudios bíblicos de obediencia tengas, sino no te determinas, no podrás dar frutos.

Y antes de despedirnos, si aún quieres aprender más acerca de lo que es la obediencia a Dios por medio de Estudios bíblico, lee lo que hemos compartido en: Obedecer a Dios antes que a lo hombres.

Deja un comentario