¿Qué es buscar el Reino de Dios y su justicia?

En esta oportunidad quiero compartir un tema relacionado a ¿Qué es buscar el Reino de Dios y su Justicia? Es un tema que Dios nos ha entregado a principios de año para hablar de primicias, será de mucha bendición para ti.

Si no lo sabes, en este blog puedes encontrar mucho contenido cristiano, como por ejemplo: La obediencia a Dios (Estudio bíblico) Hay muchos temas relacionados a la obdiencia, y otro tópicos de mucho provecho.

Continuemos con el tema de este artículo

¿Qué es buscar el Reino de Dios y su justicia?

Una respuesta rápida es que debemos poner a Dios, su voluntad, Reino primero que cualquier otra cosa. Pero vamos a profundizar un poco más con el tema que pudimos ministrar en la iglesia local este año.

En tiempos de primicias comenzamos con esta introducción:

Para nosotros y para Dios es importante que usted entienda cada cosa que hace. No solo agradará más a Dios en obediencia, sino que se evita frustraciones.

Las primicias no es un altar donde usted entrega lo primero que recibió para que Dios le de todo lo que usted desea. Suena decepcionante, pero en realidad eso sería poco comparado con lo que realmente significa dar lo primero a Dios. Y para adentrarnos a este tema, leamos un texto muy conocido: Mateo 6:33

Luis Sandoval – COC Redención

Dios es primero en todos los sentidos

Para comprender ¿Qué es buscar el Reino de Dios y su Justicia? Leamos el texto:

Mas buscad primeramente (protón) el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Mateo 6:33

Próton (primeramente), significa primeramente, en: tiempo, lugar, orden, o importancia.

La palabra “Primero” puede tener muchos significados, lo que nos puede llevar a cometer el error de solo considerar algunos respecto a Dios.

Cuando hablamos de buscar primeramente a Dios, primicias a Dios, hacemos referencia a que Dios es primero en todos los sentidos.

Presta atención a esta ilustración:

Lee con atención:

  • Puedes ser el primero que llegó a una fila de sillas, pero no ser el primero de la fila.
  • O ser el primero en la fila, y el primero en llegar, pero no el más importante (también tiene que ver con el primero).

El primero en todos los sentidos, sería el más importante, el que ocupa el primer lugar, y el primero que llegó.

Y así sucede con Dios…

  • Puede que Dios sea el origen de algo en tu vida (familia, empleo, ministerio), porque nació de Él. Pero puede que tu relación con Él, no esté en primer lugar, y mucho menos que sea lo más importante.
  • Dios puede estar relacionado con lo primero que haces (oras, lee la palabra, le das tu primer salario), pero el lugar donde estás no nació de Él, es una relación que debes poner fin, lugares que no debes visitar, negocio que no nacieron de su corazón.
  • También puede que Dios sea importante para ti, e internamente te preocupa serle obediente porque lo reconoces como Dios. Pero solo queda allí, ni el lugar donde estás viene de Él, ni puedes dedicar lo primero. Típica persona que quiere, pero no hace; anhela, pero no es osada, y termina sintiendo culpa.

Hablar de primicias con relación a Dios es estar dispuesto a comenzar algo nuevo partiendo de su voluntad, siendo Él nuestra prioridad y la persona más importante en nuestra vida.

Fiesta de las primicias no es un evento pasajero, es un momento donde entregamos a Dios lo primero, lo mejor, como señal de que comenzamos una nueva temporada que nace de Él, donde Él es el protagonista y lo más importante.

Las primicias son el origen de una nueva temporada

Mateo 6:33 nos dice que busquemos primeramente el Reino y su justicia, y todas las demás cosas serán añadidas.

¡Primeramente! Y podemos cometer el error de pensar, que ese “Primeramente” se refiere a que, de segundo, tercer… hay algo fuera del reino.

La biblia no se refiere a buscar primero el Reino para luego salir y buscar un segundo lugar, después un tercero, etc. ¡Del Reino no debemos salir! (Luego puedes leer: Nuestras armas no son carnales sino poderosas en Dios)

Como cuando usted dice: primero voy a la escuela a dejar los niños, luego salgo de la escuela, y voy al banco a hacer X diligencia, porque en la escuela no puedo hacerlo. Pero no es lo mismo en el Reino.

El Reino no es un lugar que usted visita primero para luego salir e ir a otro lugar a resolver tus asuntos (añadiduras). El Reino no está desligado de las añadiduras. Es un lugar que debemos buscar, primeramente, habitar allí, porque es allí donde todo lo demás será añadido.

Buscar primero el Reino de Dios y su justicia no es entregar una parte

En otras palabras, las primicias a Dios, no es una parte de nuestra vida, tiempo, finanzas, sino el origen de un nuevo tiempo, donde la esencia del origen (primero) debe continuar.

No se trata de orar en las mañanas como primicia, y el resto del día vivir a espaldas de Dios; dar mi primer sueldo en el altar, y el resto de los meses divorciar mis finanzas del Reino (no me refiero solo a ofrendar, sino ser un mal administrador); entregarme a Dios en el altar, y luego hacer mi voluntad… porque nos estaríamos saliendo del Reino para encontrar las añadiduras.

Otro mensaje que puedes leer al finalizar: 1 Pedro 1:14 – Como hijos obedientes… (Estudio bíblico)

Y esa es la diferencia de ver tus primicias a Dios como una parte de tu vida, a verlo como el origen de algo nuevo: El origen deja su esencia en lo que sale de Él ¡Y si el resto de tu vida no tiene la esencia de Dios, entonces no fue una primicia genuina! Lo que prosigue a tu primicia revela que tan genuina fue tu ofrenda.

Cuando está la esencia, no solo oras en la mañana, no solo ayunas en enero, sino que esa devoción es la primera de muchas, durante el resto de la vida.

Que tus primicias este año no sea solo lo primero que recibes, sino lo primero que das, porque habrá una segunda, tercera vez, como la misma esencia.

Estas fiestas de las primicias, no debe ser un evento pasajero para tu vida, debe marcar un inicio, y la esencia de Dios, Cristo, estar en ti y permanecer.

Lo primero, lo mejor con una promesa mayor

Jesús es imagen de lo que es una primicia, primogénito de Dios, lo mejor que tenía, y lo entregó. Pero, no todo acabo allí, Dios no se conformó con decir:

“Ya entregué lo más valioso que existe, puede salvarse el que lo acepte, ¿Cómo van a conocer el evangelio? No sé ¡Ustedes resuelven!”

El entendía que el primogénito fue suficiente para redimir el pecado, pero sabía que no era suficiente para completar el propósito de extender el mensaje.

Por eso aunque entregó a su primer hijo, quien sería el primero en resucitar, también entregó muchos otros hijos para que el plan se cumpliera (discípulos, apóstoles, y aún en la actualidad gente muere por la causa de Cristo).

Qué es buscar el Reino de Dios y su justicia
¿Qué es buscar el Reino de Dios y su justicia?

Y se trataba de Jesús, un tesoro incomparable, y nosotros pretendemos que, con una “simple” oración de mañana, una ofrenda, será suficiente para todo un día o año ¡Debemos entregar nuestras primicias dentro de un propósito mayor!

Dios entregó una primicia muy valiosa y aun así la expectativa de Dios para el resto, que somos nosotros, es grande, que podamos mantener la esencia, Cristo en nosotros.

  • Porque la Gloria postrera será mayor que la primera: Hageo 2:9 La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos.
  • Los postreros serán primero: Así, los primeros serán postreros, y los postreros, primeros; porque muchos son llamados, más pocos escogidos. Mateo 20:16
  • Porque ustedes harán cosas mayores: De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre. Juan 14:12
Varias citas de la bíblia

Cuando ves las primicias desde esta perspectiva, lo primero que entregas a Dios, ya sea en fiestas de la primicia, o como hábito, lo dejas de ver como un evento único, y comprendes que solo es lo primero de todo lo que Dios quiere y necesita de ti ¡Propósito! Pero es necesario morir al ego, la carne…

De cierto, de cierto os digo, que, si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. (1 Juan 12:24)

Esto fue parte de lo que Dios nos permitió compartir, y está relacionado con ¿Qué es buscar el Reino de Dios y su Justicia?

La segunda parte la podrás leer en el siguiente artículo: Las añadiduras en la biblia.

Deja un comentario